Carreras de Sosa, Lydia

LYDIA CARRERAS DE SOSA nació en Argentina en 1949.

SÉ QUE ESTÁS ALLÍ

EDELVIVES, Zaragoza, 2015

Primer día de clase para Rosendo Moncadas, de 14 años, con “voz de pito” por un problema de cuerdas vocales: “esa voz de cornete, aguda, estridente, había construido un vallado a su alrededor y lo había dejado solo e indefenso”.

Su acosador es Lautaro, estrés agudo por ausencia de la madre, con fama de educado, que le acosa siempre cuando nadie le veía, llamándole “Rosi”, “pichón”, “pitorro”, “cornetín”, flautín”…y los continuos acosos le producen constantes dolores estomacales y náuseas. Tal es el pánico de Rosendo que se desmaya en la biblioteca cuando intuye que Lautaro se acerca.

Tras un accidente del acosador, Rosendo al verlo con muletas es capaz de hacerle frente y derribarlo en los servicios del bar del Colegio, lo que aprovecha Lautaro para inculparlo de acoso.

La verdad se descubre cuando la joven encargada del bar entrega el “celular” que el acosador había perdido en el enfrentamiento.

Relato en 33 capítulos, muy bien perfilados los protagonistas: el cinismo del acosador, la indecisión del acosado, la incredulidad e indiferencia de una mayoría de padres o profesores….El constante acoso de Lautaro y las zozobras de Rosendo hacen poner en tensión al lector en busca de un final esperanzador.

Con algunos términos y expresiones del habla argentina.

A PARTIR DE 14 AÑOS

LAS COSAS PERDIDAS

EDELVIVES, Zaragoza, 2006

Cuando se cambian de domicilio, Tani, el narrador, observa como el tío Daniel se guarda una cucharilla de plata y una pluma estilográfica de la colección de su padre. Y recapacitando recuerda otros objetos que curiosamente también daban por desaparecidos.

Está desconcertado, no encuentra explicaciones a lo sucedido, no se atreve a contárselo a su padre. Se lo cuenta a su amigo Paco, que va tras la pista y descubre algunos objetos en la tienda de un anticuario, quien curiosamente acude a su hogar para devolver lo sustraído a su padre.

Al final detienen al tío por robar en un supermercado, e ingresará en una clínica para curar su adicción. El padre le comenta a Tani que era consciente del problema del tío, aunque dada su amistad desde la infancia intentó evitar el enfrentamiento.

Ambiente familiar cordial y perfectamente descritas las personalidades de los protagonistas: la conducta compulsiva del tío, las dudas de Tani, e incluso la honradez del anticuario: “la inocencia de los niños los transforma en héroes”.

Ilustraciones en blanco y negro, con trazos esquemáticos, a cargo de JAVIER ZABALA.

A PARTIR DE 10 – 11 AÑOS

Galardonada con el XVII Premio Ala Delta de Literatura infantil.

Publicado en Nuevos Autores