Gloria Fuertes. Lo que dijo.

 

-Hombre-vida; amor-paz; muerte-Dios; injusticias-guerras; niño-futuro; tristeza – desamor-angustia; humor – amor y amor otra vez…dice que son los temas en los que más insisto.

-No soy demasiado descriptiva de exteriores. No soy paisajista.

-La útil expresión es más importante que la inútil perfección.

-No puedo vivir sin paisaje, pero en mi poesía prefiero el hombre al monte, el niño al árbol. En el campo, sobre tierra, “pinto” al campesino, al labrador; bajo tierra, al minero; en el mar, al pescador, al marinero; y en la ciudad me dirijo a todo ser que sufre o goza sobre el asfalto.

-Sólo quiero gritar a los sordos, hacer hablar a los mudos, alegrar a los tristes, poner mi verso en el hombro de los enamorados, hacer pensar a los demasiado frívolos, describir la belleza a los ciegos de espíritu, amonestar a los injustos, divertir a los niños; esto es lo que quiero y a veces consigo.

-A algunos poetas les pasa lo que a los niños de un año, que son muy buenos, pero no se les entiende nada. Hoy más que nunca el poeta debe escribir claro, para todo el mundo, que se le entienda.

-Escribo como escribo, a veces deliberadamente mal, para que os llegue bien.

-Cuando la poesía es clara, viva, jugosa – sin salirse del tiesto – escrita con emoción y con gracia, es cotidiana…llega a los superfluos, a los críticos, a los catedráticos y llega a la masa, a la mayoría, sin educación ni cultura, porque para sentir lo poético no hace falta ser bachiller.

-El poeta no es poeta hasta que el pueblo nos lee.

Publicado en Entrevistas