Laiglesia, Juan Antonio de

MARIQUILLA LA PELÁ Y OTROS CUENTOS

EDICIONES SM, Madrid, 1982

            En total 19 cuentos, entre ellos dos que pueden considerarse como los mejores escritos en la Literatura Infantil y Juvenil española contemporánea: Gota de Sal (ideal para contar antes de las vacaciones y explicar la evaporación. El viaje de la gota “Perlita” hasta volver a sus origenes) y Los siete hermanitos (o la historia de 7 lápices de colores con los que San Pedro pintó el Arco Iris).

Mariquilla la pelá: la radio, el cine y la TV – hoy añadiríamos el móvil o la videoconsola – están muy bien, pero saber leer es lo más importante. Eso empezó a pensar Mariquilla tras pasar por diferentes dificultades por no saber leer.

Las uvas de la suerte: sobre el orgullo y la soberbia de 12 uvas que se creían de pura cepa y terminan por ello, en la boca de una mula.

Cachorrito: la historia de amistad entre lobos y corderos, merced a la bondad de mamá loba que, por equivocación de la cigüeña, cuida de un corderito y de mamá cordera, que asimismo cuida de un bebé lobo.

El eco desobediente: El grandullón Eco tenía 7 Equitos y el más pequeño era un desobediente que nunca repetía lo que su padre decía. Capturado con un cazo – ecos por un profesor, en la escuela siempre repite lo mismo y por ello cuando regresa con su familia, nunca más ya vuelve a ser desobediente.

Tiquitina y el gordo: cuento de Navidad. Tiquitina recorre la ciudad pidiendo limosna para sus seis hermanos y su padre enfermo. Un señor gordo le regala un billete de lotería, que resulta premiado en el “gordo” de Navidad.

Pavirritín: se acercan las fiestas de Navidad y Papá Pavote intenta que sus hijos no engorden para así evitar su sacrificio. Pero Pavirritín es un glotón y no se atiene a las normas establecidas para no engordar y por ello fue comprado. Menos mal que logra huir en el último momento…y quedarse en los huesos de tanto correr.

Una mata de habas: “la soberbia es la mayor tontería”, así finaliza esta historia basada en el dicho “eres más tonto que una mata de habas”. Mata de habas que se esforzó en crecer y por ello se creyó superior a las demás, el ser más importante de la Tierra, hasta el punto de ponerse al servicio del rey y terminar siendo su potaje.

Un payaso con alas: Ginesillo, el criado de la bruja Curuja, se hace cargo del loro que la bruja quería envenenar con perejil y se ganan la vida haciendo de “payaso con alas” y conocen a Elisenda, la hija del gigante que no sabía reír, y se casa con ella. Y el loro con Lorita.

La gallina ciega: explicación libre del juego de “la gallina ciega”. El padre de Lolituca tiene en el corral una gallina ciega a la que quiere sacrificar, y que ella protege y alimenta vendiendo sus juguetes para la compra de los alimentos. Hasta que un día la gallina salva a todo el gallinero de las fauces de un lobo.

El secreto de la caracola: la princesa Aguamarina, hija única del Rey del Mar, era caprichosa y como lo tenía todo, se aburría. Hasta que el Príncipe Tritón le regala una caracola y se entretiene descubriendo el rumor del mar.

La hija del posadero: cuento de Navidad. Ester, la hija del posadero, tenía la orden de su padre de no admitir a nadie más en una posada ya repleta. No obstante, da cobijo a escondidas a José y a María, a punto de dar a luz, aunque su padre si admite a los Reyes. Cuando el Mesías nace, el posadero se arrepiente y jura que “jamás me negaré a dar posada al peregrino por pequeño y humilde que sea”

El niño del Globo: otro cuento de Navidad. Un pequeñín descalzo y con la camisa hecha jirones pide un globo al avaro Caifás, dueño de la juguetería, y se lo niega reiteradamente. Los juguetes y los Reyes Magos se unen para hacerle reflexionar y convertirse así en más generoso.

            Todas las historias están narradas con humor y perfectamente estructuradas, permiten una narración oral, por su estructura y brevedad, desprenden optimismo y actitudes positivas ante la vida – la bondad, la generosidad, la humildad – y con protagonistas tomados de los cuentos tradicionales – animales, bruja, princesa, lobo, gigante – y siempre final feliz.

            Ilustraciones en blanco y negro de CARLOS PARRILLA

            A PARTIR DE 9 AÑOS.

Publicado en Autores