Entrevista a Xabier Puente Docampo

ENTREVISTA

Realizada por JUAN JOSÉ LAGE.

1) ¿Cómo llegaste   a la escritura, a ser escritor?

Yo creo que eso se produce de una forma tal que nunca se sabe muy bien cómo llega a suceder. Supongo que tiene mucho que ver con el hecho de que en mi casa hubo una presencia continua de la literatura oral. Eso te lleva a buscar historias en todas partes y acabas en los libros, pero también produce en uno un irreprimible deseo de contar. Quien escuchó historias cavará contándolas, quien leyó libros acabará deseando escribirlos.

2) ¿Cuáles son tus vínculos con la oralidad, a la que siempre tienes presente?

Mi padre era un auténtico fistor, que es como se llamaba en Galicia al contador de historias y mi madre se sabía multitud de poesías de memoria: San Juan de la Cruz, Santa Teresa, Quevedo…pero también tangos, boleros, cuplés… Luego, andando el tiempo la reflexión te dicta que toda la literatura tiene una profunda vocación de oralidad. Leer es contarse una historia. La Odisea es una obra nacida para la oralidad y qué decir de Las mil y una noches. ¿Acaso no escribió Shakespeare sus obras para ser oralizadas en el teatro? La lieraura es el arte de la palabra y la palabra es, por esencia, oral. Eso me lleva a procurar que mi trabajo se parezca lo más posible a una literaturización de la oralidad.

 

2) Desde tu doble perspectiva de docente y autor: ¿Qué se podría hacer para el fomento de la lectura? ¿Crees acertadas las campañas que se hacen en tal sentido?

      Yo creo más en la buena voluntad y en la responsabilidad profesional del profesorado que llevó a cabo la enorme variedad de campañas de animación a la lectura que conocemos, que en su eficacia. No sé qué relación existe entre la lectura y un cuentacuentos vestido así o asá para el evento, aunque sí sé la que existe entre contar un cuento y la lectura.

      He dedicado una gran parte de mi vida a reflexionar sobre la lectura y en ello sigo. Ni hay fórmulas mágicas ni podemos quedarnos en las simples actividades de animación a la lectura, que en muchos casos no han producido lectura, sino entusiastas espectadores de la propia animación. La lectura no tiene relación alguna con el espectáculo.

     Creo que hay que pararse a reflexionar qué es la lectura, por qué queremos que los chicos lean, y desde ahí abrir nuevos frentes de actuación. Porque no es lo mismo que consideremos la lectura como actividad para el ocio o para la adquisición de conocimientos que lo hagamos teniéndola como una actividad que se habrá de convertir en experiencia y dirigirse a la formación del individuo.

          El profesorado debe reflexionar seriamente sobre sus propios hábitos de lectura para entender los del alumno. Pero también debe buscar la fórmula para el tutelaje de la lectura del alumno en el conocimiento que tenga de la forma en que él mismo lee. Y después darse cuenta de que leer es relacionar (experiencia) y anticipar (imaginación), Debemos enseñar a leer con la imaginación. Lo cual está mucho más allá de responder a un cuestionario de comprensión lectora.

 

3) Próximamente se estrenará una película basada en tu libro “La casa de la luz”. Teniendo en cuenta que en España muy pocos libros juveniles fueron adaptados para el cine, cuenta a nuestros lectores de que va el libro y como fue el proceso para su versión audiovisual.

     El libro trata, por un lado, de la relación que debemos establecer con el arte, que nunca ha de ser una reproducción de la realidad sino algo que se dirige a crear una nueva realidad, Y por otra cómo el arte es, al mismo tiempo, camino de conocimiento y reflexión sobre la realidad. Quiero decir que vale para el arte aquello que Pessoa decía de la literatura: que hace real la vida.

         Este libro ya me nació de una sinopsis argumental para una película que me encargó un productor (el mismo que al final hizo la película) y que, en vista de que aquello no parecía ir para adelante, lo convertí en una novela que publiqué.

           Las artes narrativas (literatura, teatro, cine, cómic…) no se hacen tales en las historias que cuentan sino en el lenguaje que usan para contarlas. Por eso novela y película no son la misma cosa (malo si lo fuesen), yo le pedí al director y guionista, Carlos Amil, que hiciese su película, con su instrumento artístico: el lenguaje cinematográfico. Yo ya había escrito la novela. Por eso no me metí en nada y sabré el resultado cuando se estrene.

 

4) Hay un libro tuyo por el que tenemos especial predilección. Se trata de “Bolboretas”(Mariposas), con ilustraciones de Xosé Cobas, ilustrador con el que mantienes especiales vínculos. ¿Cómo fue el proceso de creación? ¿Conoces la opinión de lectores y de los críticos?

             Este libro nace, como muchas de mis obras, de la relación creativa que tenemos Xosé Cobas, el ilustrador con el que trabajo siempre, y yo. Una relación que está dirigida a la creación de una obra conjunta. Fue un laborioso proceso de nueve meses en los que texto e ilustraciones interaccionaron continuamente hasta conseguir el producto que buscábamos. Si bien partimos de un texto previo, éste fue cambiando a medida que el trabajo de ilustración avanzaba y demandaba tales cambios.

              Sé que es un libro que gustó en general a lectores y a críticos y eso nos satisface mucho, pero a continuación comenzamos a trabajar en otro nuevo libro sin relamernos demasiado en lo ya hecho. Así y tras dos años de trabajo ahora sale un nuevo libro, “El libro de los viajes imaginarios” en el cual hemos invertido mucho esfuerzo y mucho trabajo y creemos (esperamos) que habrá de gustar a los lectores y críticos a los que gustó Bolboretas, por más que sea bien distinto.

 

5) ¿Cómo ves el panorama de la LIJ gallega en particular y de la española en general?

           Esta pregunta me resulta muy fácil de contestar. Por mi edad lo único que he visto que ocurría con la literatura infantil era que crecía en número y en calidad continuamente. Por eso, cualquier momento de su historia me parece mejor que el anterior. No niego que quizá los chicos lean poco, pero tampoco se me puede negar que nunca han leído tanto y tantos.

 

6) ¿Reformarías algún libro tuyo de los ya publicados?

         No. No lo haría. Y no porque no me parezca que son mejorables y que yo mismo sería capaz de hacer tal cosa, sino porque en ellos está mi vida literaria, lo que he sido en cada momento y no deseo modificar mi pasado ni siquiera para disimular mis muchas carencias y defectos.

 

7) ¿Qué autores están entre tus preferidos?

¡Qué difícil es responder a esto! A lo largo de una vida hay tantos y se suman nuevos casi cada día. Pero al mismo tiempo, ¿qué hacer con este autor que tanto te gustaba y su última obra no te interesa?

    Desde luego sigo siendo fiel a Robert Louis Stevenson. Leo a casi todos mis contemporáneos y con frecuencia encuentro motivos de admiración en sus obras. Citar nombres siempre conlleva descortesía con quien bien lo merecía y no aparece. Y en los tiempos que corren es muy necesario saber ser cortés.

 

8) ¿Cómo son tus relaciones con otros autores?

          Las personales creo que inmejorables. Las profesionales son de admiración por muchos de ellos, por casi todos. Yo respeto mucho a cualquier persona que, en la soledad de su lugar de trabajo, teje durante meses una historia llena de personajes, situaciones, acontecimientos y, en definitiva, vida, para entregarla a un desconocido o desconocida.

 

9) Entre tus actividades, diriges también una nueva revista – “Bloc” – . Cuéntanos el origen de la idea, las perspectivas de la misma….

            Debo comenzar por aclarar que yo figuro como director por una cuestión puramente formal y de visibilidad, pero en realidad somos un equipo de jerarquías difusas.

            BLOC  nace del deseo de un grupo de amigos, hombres y mujeres, de poner en circulación una plataforma de conocimiento, reflexión y divulgación sobre el álbum ilustrado. Estamos convencidos de que el futuro de la literatura infantil tiene en el álbum su soporte principal, puede que hasta su último refugio, y es necesario que creadores, críticos, mediadores, etc. tengan lugares de referencia sobre esta forma de relación entre el arte y la literatura. El álbum ilustrado está en la base de la relación que los chicos tendrán en el futuro con la literatura y con el arte.

 

10) Originalmente escribes en gallego. ¿Estás satisfecho con las versiones de tus libros al castellano?

   Ahora trabajo siempre con la misma traductora, Mª Jesús Fernández Fernández, cuyo trabajo me satisface plenamente. Como me satisfizo el trabajo que hizo Rafael Cahacón         en dos de mis libros. En los demás hay de todo.

Publicado en Entrevistas