Rodríguez, Mónica

MÓNICA RODRÍGUEZ SUÁREZ nació en Oviedo en 1969 (www.monicarodriguez.es)

Publicó su primer libro en el año 2003.

LA TIA CLIO Y LA MÁQUINA DE ESCRIBIR

EDICIONES SM, Madrid, 2015

El profesor Leónidas pide a sus alumnos – entre ellos Clio – que vayan en busca de un tesoro. Su extravagante tía Clementina se une al proyecto y juntas van en busca del tesoro.

Tras varias pistas, caminatas, propuestas y encuentros con diferentes personajes, se reencuentra con un tesoro desconocido: ella misma. Y un final inesperado relacionado con el título.

Trazado con un humor disparatado- el personaje de la tía es significativo al respecto – humor que se visualiza muy bien en las ilustraciones de LUCÍA SERRANO.

El optimismo y el pesimismo frente a frente, la autoestima, la importancia de las ilusiones en la infancia.

Con una errata de imprenta: del capítulo 7 se pasa al 9.

A PARTIR DE 9 AÑOS.

KERIDA AZUBÁ

EDICIONES SM, Madrid, 2012

Marcos y Arce intentan averiguar quién se esconde tras el nombre de Azubá que el solitario y triste tendero Raz escribe siempre en las cartas que nunca echa al buzón.

Ellos le contestan en nombre de Azubá, hecho que sus padres recriminan pero que el tendero Raz (que significa secreto), agradece.

Lenguaje espontáneo y natural, con buen humor, enmarcando una historia que lleva pegados los tintes de la solidaridad, la felicidad, la soledad.

Ilustrado por ANUSKA ALLEPUZ

A PARTIR DE 9 AÑOS

LA SOMBRA DEL MEMBRILLERO

EDELVIVES, Zaragoza, 2012

Nadia vive en Záfira, “un lugar desértico donde el sol incendia la tierra”. Y aquí conoce a Lucas (“nosotros somos, Lucas era miserable”).Nace así una amistad que nunca olvidarán: con ella aprendió a leer y a amar la lectura, y aunque desapareció de su vida para siempre, conserva su libro de poemas a ella dedicado.

Alternando la primera persona en las añoranzas de Nadia adulta (el presente), con la tercera o vivencias de infancia (el pasado).

Recuerdos de infancia en un lenguaje muy literario, resaltando el poder de las palabras.

Ilustrado por BEATRIZ MARTÍN.

A PARTIR DE 11 AÑOS

LAS FLORES DE IRINA

EDICIONES SM, Madrid, 2013

Historia en tres partes, con la calidad literaria habitual en la autora y un pie en la fantasía y relacionada con los sueños, las ilusiones y el reencuentro (“la vida y el cuento entrelazándose”).

Irina es una niña que vive en la tundra siberiana y que sueña con flores. La llaman “shvibzik”: duende, diablillo.

Acogida en un orfanato, se obsesiona con la figura de una sirena que observa bajo el hielo.

Adoptada por Mara Murgen, la sirena que ella soñaba, vuelan a Madrid para más tarde regresar a sus orígenes y dejar atrás su pasado.

Ilustrado por RAQUEL APARICIO

A PARTIR DE 12 AÑOS

EL CIRCULO DE ROBLES

EDICIONES SM, 2014

La acción de esta novela dividida en cuatro partes, con un panorama descriptivo muy elocuente – el paisaje, las costumbres, los personajes – transcurre en Froitas, una aldea gallega en la cual el abuelo Baldomero es el encargado de contar a su nieta historias de su infancia y juventud, que tienen relación con las supersticiones: la medio meiga que hablaba con los muertos, la niña loba….

Relato para buenos lectores, con un tono muy literario, enfrentamiento entre dos generaciones y la superación de las supersticiones: “la superstición de la gente es mala cosa. Por eso hay que estudiar mucho”.

A PARTIR DE 12 AÑOS

EL NARANJO QUE SE MURIÓ DE TRISTEZA

EDELVIVES, Zaragoza, 2013

                 Dos historias entrelazadas de tiempos diferentes con el nexo común de un naranjo moribundo que les sirve para recuerdos y matar las penas. La actual en primera persona por la joven Alicia que añora la ausencia de su padre y la pasada por su tía abuela que recuerda a su padre y tío presos por razones políticas y obligados a barrer las calles. Lenguaje poético, final feliz y un lema: “las cosas no son siempre como queremos”

A PARTIR DE 14 AÑOS

DIENTE DE LEÓN

EDELVIVES, Zaragoza, 2011

Historia situada en la posguerra, recuerdos de infancia de un anciano, de cuando tenía 9 años y conoce a Mirta, una niña que sirve de enlace a los refugiados en el bosque, lo que provoca un incidente que pone a prueba su valentía y le hace ver la maldad que a veces encierra el alma humana.

Y el reencuentro casual con ella, ya de adultos, en el hospital, reviviendo el pasado (“la infancia es más larga que la vida”).

Historia escrita con un lenguaje muy correcto y un toque de suspense y magia, con ilustraciones en blanco y negro a cargo de XIMENA MAIER.

A PARTIR DE 11 AÑOS

ALMA Y LA ISLA

EDITORIAL ANAYA, Madrid, 2016

“Mi padre, que es pescador, y que la había sacado de las aguas, decidió traerla a casa”. Estas son las palabras que Otto, diez años, pronuncia cuando Alma es acogida temporalmente por su familia. “Para todos aquella niña negra era como un juguete. La niña que nunca habían tenido”.

Contado en primera persona, con la desconfianza y los recelos en un primer momento (su habitación la ocupa Alma y el duerme con la abuela), y la aceptación que va llegando paso a paso: cuando Otto tenía cuatro años, un niño llamado Suleman llega a la isla desde Eritrea y le regla un amuleto que a su vez el regala a Alma, y le sirve para identificarse y comprender sus vidas. Cuando Alma ya está en un centro de acogida, Otto va a buscarla y regresan a su hogar.

Relato realista y muy actual y correctamente retratadas las personalidades de ambos protagonistas, con el toque de magia que aporta su relación con el amuleto.

Todos los niños refugiados tienen (y son) Alma.

Ilustraciones a cargo de ESTER GARCÍA

XIII Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil.

            A PARTIR DE 11 AÑOS.

ENTREVISTAS:

-TOMÁS LOYOLA: “Los adultos hemos perdido mucha capacidad de asombro”, ESCUELA, 4 – II- 2016

 

 

Publicado en Nuevos Autores