Antoniorrobles

26 CUENTOS INFANTILES EN ORDEN ALFABÉTICO

EDICIONES DE LA TORRE, 2009

   Edición en tres tomos, con 7 cuentos el primero de la A a la G inclusive; 11 el segundo de la H a la Q ambas inclusive; y 8 el tercer volumen, de la letra R a la Z.

A(Aventura): Boda de la Princesa y Colorín: el Rey Rox, del Archipiélago de las Arenitas, estaba triste porque su pueblo no era feliz. La princesa Lulila, pálida y delgada, ofrece su mano a quien traiga la riqueza a su país.

Colorín, un joven que había sido desterrado por sus críticas a la situación, consigue el matrimonio ante otros rivales, al mostrarles al rey y a sus ministros un espejo donde se ven reflejados como las mejores figuras del mundo.

B(Barbián): Castaña busca Castaña: la historia del joven Castaña que se encuentra a si mismo: va en busca de un perdido en el bosque, que no es otro que Castaña.

C(Ceguera): La cigüeña del silencio: para la cigüeña del silencio no hay más vida que la vida de sus pupilas muertas. Por ello decide lanzarse al vacío, pero en el último momento levanta el vuelo y subiendo, subiendo, tal vez encontrara un sepulcro en el fondo del cielo.

D(Duchas): La guerra de los mangueros: los mangueros de Villaguapa de las Vacas, los que riegan las calles, nunca son capaces de regar a Minuto y su pandilla, que les esquivan continuamente. Aunque tras escaparse de una trampa que los mangueros les habían tendido, son regados desde los balcones de la ciudad.

E(Espejo): El niño guapo y el feo: los padres de un niño feo que se miraba al espejo constantemente, para evitar su angustia le colocan enfrente un cristal transparente y al otro lado un niño guapo, para que así piense que es un espejo y se vea reflejado como un niño guapo.

Pero ahora el angustiado y triste es el niño guapo.

F(Fútbol): El balón de los Reyes Magos: Veloz era un extremo izquierda pretencioso e inocente , al que le gusta presumir de su potencial.

Cuando pide los Reyes un balón y se lo colocan en la bota, esta lo lanza con un puntapié al lado derecho, destrozando la figura de porcelana que le habían dejado a su vecina Margarita.

G(Gorro): Pájaros y Colegiales: el maestro Severo Cascajo de Posada del Asno, que tenía mal genio, los niños que perseguían a los gorriones y los gorriones que colocan el gorro del maestro sobre el espantapájaros haciéndoles creer que estaba allí el maestro.

H (Huida): Mariposas que son flores: el niño Gurriato arrancaba las flores des su jardín, por lo que deciden a aprender a volar imitando a sus amigas las mariposas.

Cuando a pesar de todo arranca una joven violeta, el perfume le llega al corazón y se arrepiente de lo hecho hasta entonces: “se convenció de que con los buenos no se puede luchar”.

I(Inocencia): Carnaval del Colegio: la inocencia tienen que ver con Quique, que en carnaval se pone una máscara de diablo y al mirarse al espejo, piensa que la figura que contempla le puede sustituir en el Colegio cuando no sepa la lección.

J (Juguetes): El Rey malo se hace bueno: tres generales tenían la misión de explicar al rey Kittasol III, con cara de veneno, los avatares de una batalla y temblaban pensando que les ahocase si no comprendía bien las explicaciones.

Así que idearon explicarla con juguetes, lo que cambió su carácter: “igual que la música amansa las fieras, los juguetes hacen a los niños hombres”

K(Kilómetros): Doble vuelta a la bola: Rompetacones era el encargado de llevar los recados urgentes a los vecinos. Y apuesta a que es capaz de dar la vuelta al mundo en 4 meses. Llega al pueblo exactamente en la fecha prometida, pero no le reconocen y vuelve a dar otra vuelta.

Así que ahora, con las propinas recibidas, da otra vuelta, pero esta vez en yates, camello, aeroplano y le llaman Excelentísimo Señor de Rompetacones.

L(Limosna): Un pobre y otro más pobre: cuento sobre la generosidad y la solidaridad, sobre un pobre que es capaz de ayudar a otro pobre: “no tuve fuerzas para decirle esa frase cómoda y egoísta: “Dios le ampare”.

M(Monos): El letrero y el espejo: Cascabel era un chico travieso pero aficionado a leer. En una librería de viejo compra “El lenguaje de las fieras y de todos los animales”. Una vez dominado el lenguaje se va a un zoo, donde un tigre, un camello y un águila añoran la libertad y con los monos hace un pacto para que demuestre que los hombres y los monos no se parecen en nada.

N(Nubes): Lo que adora un padre: relato sobre el amor de un padre hacia su hijo huérfano de madre: da la vuelta al mundo para traerle a Pipo una nube que le curara del calor del verano.

Ñ(Ñagaza): La mariposa más grande: Nispero era un niño experto en la caza y colección de mariposas. Su obsesión era la caza de una mariposa nocturna, para lo cual compró un aeroplano y persiguiéndola llegó a Júpiter, donde el aparato cayó atrapado en una red y luego clavado en la Sala de Mariposas del Museo Natural.

O(Observatorio): El mejor astrónomo: el rey Purga III tenía a su disposición el mejor ingeniero, el mejor veterinario…Solamente desconfiaba del Astrónomo porque a veces no le daba la razón: si el rey decía que era de día, había que darle la razón aunque fuera de noche.

Hasta que un día el rey se arrepiente y el astrónomo le convence de que devuelva al Sol lo que le quitó.

P(Pájaros): Gorriones multiplicados por dos: todos los niños del pueblo son buenos con los pájaros y por ello los gorriones, siguiendo el ejemplo de Quisquilla, deciden ser buenos con sus propias sombras, que aprenden a volar independientemente.

Q(Querubines): Un rato en el cielo: cuando Chonón subió al cielo, se encontró con 5 querubines, esos ángeles que no tienen ni brazos ni piernas: Luz, Colorín, Bombón, Alegría y Aleluya.

Y le van explicando el origen de sus nombres y luego juegan con Chonón: es un violinista celestial o los querubines son globos.

R(Rey): Pirulo en el trono: Pirulo era n chiquillo demasiado observador que paseando por el parque, encontró una flor amarilla cuyo olor pensaba que quitaba el reuma y se creyó el rey Pirulo I: “en esta vida de mentiras, tiene más importancia un buen gesto a tiempo que quitar un dolor a la Humanidad”.

S(Sombra): El fin del perezoso: Oruguita, ya con 15 años, era muy perezoso: llegaba a clase cuando todos salían e incluso su sombra se cansó y siempre iba delante.

Pero un día la sombra se hizo también perezosa y se quedó muy atrás, enganchada en la puerta, lo que hace que la cabeza del joven salte junto a la sombra.

“Esto me sirve para deciros – dice el autor – que no seáis perezosos”

T(Temeridad): Goloso de estrellas: Pilito era un niño demasiado travieso, inquieto y audaz. Con la ayuda de sus amigos construye una cometa gigante, para así poder llenarse los bolsillos de estrellas, que era su ilusión.

Un día de vendaval sale hacia las estrellas. Y días después regresa a clase lleno de cardenales y se disculpa con fantasías. “Yo le disculpo un poco la mentira”, escribe el autor.

U(Útil): El príncipe se rasca: Don Borla es médico y veterinario, pero de los que curan con magia. Y su ilusión es que a su consulta acuda un príncipe. Y lo consigue cuando ordena a una pulga que pique a un príncipe, pues como tienen sangre azul, se curaría.

V(Vuelos): El farol de Pestañitas: Pestañitas era un niño nervioso experto en hacer aviones de papel y lanzarlos por la ventana. Y su sueño es ser aviador.

Y meditando, piensa que en noches de Luna Nueva se puede un aviador estrellar contra el astro por falta de visibilidad.

Así que decide colgarle un farolillo a la Luna y tras varios intentos, lo consigue, pero a la noche siguiente se desprende y lo confunden con una estrella.

X(Incógnita): Adivinador de máscaras: El niño Tupé siempre adivina quién se esconde detrás de una máscara, comparando su mirada con la mirada de los animales de un libro de bichos: mirada de calamar, de camello, de oso….

Fracasa cuando le piden que adivine quien se esconde tras el disfraz de un hombre vestido de mono: su mirada es igual que la del hombre.

Y(Yunta): Los pájaros comilones: un espantapájaros, colaborador de los gorriones, y a punto por ello de ser desterrado por su amo, tiene dos ideas para reconciliarse: hace una yunta con la sombra del caballo del señor para arar y con el grano que tiene en la nariz siembra el trigo.

Z(Zapatillas): El regalo del payaso: Chiquiqui era un niño muy aficionado al circo. Tanto que el payaso Gomini, cuando se retiró, le regaló sus zapatillas, que se las pone para lucirse en varias actuaciones, aunque el payaso se las quita porque “una cosa es que te luzcas y otra es que hagas el ridículo”

Incluye en 20 apartados un breve estudio – “apreciaciones casi serenas, expuestas en notas desordenadas…algunas se repite, otras son paradójicas y contradictorias…” – que con el título de “El cuento infantil. Notas el letra pequeña para ser leídas sólo por los grandes”, reflexiona sobre la literatura y los cuentos para niños: “Tenemos los cuentistas que aprender a sugerir, para que ellos aprendan a leer sugerencias, que es en definitiva la emoción de la lectura”.

Y con el título de “Antoniorrobles, el cazador de aleluyas”, el profesor Jaime García Padrino nos introduce en la vida y obra del autor, cuyo verdadero nombre era Antonio Robles Soler: “dos cualidades animan sus relatos: filantropía y humorismo: sano humorismo y bienintencionadas ironías”.

No falta una detallada cronología, que va desde su nacimiento el 18 de agosto de 1895 a su muerte el 23 de enero de 1983.

Los animales y la naturaleza son los protagonistas de buen parte de sus relatos: pájaros, mariposas…y también los niños ingenuos y decididos, aunque las fantasías de muchos finalizan sin éxito, o niños traviesos que reflexionan y se arrepienten o reyes malos que se vuelen buenos.

Dice el autor en “Notas en letra pequeña”: “el personaje enemigo debe llevar siempre un poco de bondad en la punta de la lanza y no rematarse su figura jamás con veneno. Jamás demos la posibilidad de un hombre malo, irremediablemente malo. Ni humillemos nunca a ningún personaje. Ese espectáculo no debe aprenderlo un niño”

Y en “Rompetacones y Azulita”, otro de sus libros, se reafirma en esta bondad que piensa deben llevar pegados los cuentos para niños: “esa es la colaboración a la que obliga la literatura infantil: despertar el humor y la bondad que puede llevar cada uno”

            Ilustraciones de TONO. Prefacio y postfacio: JAIME GARCÍA PADRINO.

A PARTIR DE 11 AÑOS.

Publicado en Autores